jueves, 10 de febrero de 2011

BALI (INDONESIA)

No sabría decir que es lo que más me gusta de Bali. Si sus playas, su selva, sus olas, su buceo, su comida, sus templos, sus monos, su marcha.....lo que sí tengo claro, es que podrás disfrutar de lo mejor de la isla, su gente, vayas donde vayas. Bienvenidos a la Isla de los Dioses. Welcome to Bali




Me encantó descubrir que Bali no es sólo una isla paradisíaca de Indonesia donde únicamente vas a tomar el sol con un cocktail en la mano. A pesar de ser pequeña, la oferta de la isla es inmensa. Tienes toda la fiesta nocturna que quieras, olas diseñadas con compás, playas kilométricas, arte colorido en mitad de la selva, trekking por volcanes y auténticos museos bajo el agua.
Yo te recomiendo que vayas mínimo quince días. En nuestro caso no disponíamos de tanto tiempo y estuvimos sólo nueve, pero organizándonos bien nos montamos un viaje muy completo.

Ngurah Rai Airport
Aterrizamos en la capital, Denpasar y de ahí directamente nos fuimos a la zona de Kuta, en concreto a Seminyak. Hartos de fiesta, nos acercamos a Ubud, centro de la isla y el sitio perfecto para encontrar la inspiración, de ahí que esté lleno de artistas bohemios y galerias de arte. Tres días después, decidimos descubrir el Bali submarino así que nos fuimos a bucear un par de días a Amed. Por último, vuelta a Seminyak, parando en alguna que otra población muy interesante como Klungkung.


Mi primer consejo y antes de meternos en faena es que os hagáis amigos de Island of the Gods en Facebook. Resulta que cuando viajé a Bali estaba trabajando en el lanzamiento de una red social y por deformación profesional y al estar todo el día enganchado a la red encontré el grupo que os comento. Se me ocurrió entonces poner en su muro que iba en breve a Bali y pregunté si alguien sabía de algún festival de música que se diera durante los días que iba a estar en la isla. El resultado fue increible, a los escasos minutos tuve respuesta de varias/os balinesas/es dándome la bienvenida e informándome con una amabilidad abrumadora sobre todas mis dudas. Terminamos cenando y saliendo de marcha con estas amistades cuando llegamos a la isla. Son auténticos embajadores de su isla y harán todo lo posible porque tu estancia sea lo más agradable posible.

KUTA, LEGIAN, SEMINYAK... 
El área de Kuta es donde se concentra toda la marcha nocturna de la isla. Por la noche, en los garitos de Kuta Beach, te encontrarás con millones de "auzzies" (australianos), unos miles de "kiwis" (neocelandeses), cientos de balineses y algún que otro europeo despistado y boquiabierto como era nuestro caso. En Kuta puedes encontrar alojamiento muy barato por 3$ la noche, pero sinceramente, yo no me alojaría allí. Kuta es un caos de tráfico, ruido, la playa no tiene nada de especial y además, no puede ser más fea. Sin duda me iría a la zona de Legian o Seminyak que está alejada del caos de Kuta Beach y donde se encuentran para mi gusto, los alojamientos con más encanto a pie de playa. El alojamiento aquí es más caro porque los hoteles son más exclusivos, pero si lo comparas con los estándares europeos te resultará un chollo. Nosotros no pagamos más de 25-30$ la noche. Te recomiendo que lo contrates por Internet, siempre resultará más barato. Como en el caso de Tailandia, Assiarooms es un buen sitio para buscar. Nosotros nos alojamos en el Grand Balisani Suites, pero podíamos haber terminado en cualquier otro a lo largo de toda esta playa porque tanto el precio como el estilo son muy similares.

Mi primer consejo es que contrates un taxista para todos los días que estés por esta zona. Nosotros negociamos un precio muy razonable por día. El taxista nos venía a recoger por la mañana al hotel y se pasaba el día con nosotros hasta que nos dejaba en un restaurante por la noche. Muy cómodo la verdad, sobre todo porque no nos teníamos que preocupar por como llegar a los sitios, e incluso, a la hora de ir de compras nos descubrió alguna que otra tienda a la que por nuestra cuenta nunca hubiésemos llegado. Te voy a recomendar el que fue nuestro taxista, Made Warta, resultó ser muy buena gente, habla inglés lo suficientemente bien como para entenderse y no tendrás que regatear mucho para conseguir un buen precio. Su móvil es el 081 338 510 814. Si quedas con él dale recuerdos de mi parte. 

Nuestro taxista Made Warta
Una vez resuelto el transporte, pongámonos en marcha.
Hablando claro y con total sinceridad, el área de Kuta es fea, pero es donde se concentra la mayor cantidad de gente y en consecuencia la zona más animada de la isla. Nosotros los días que pasamos aquí nos dedicamos a visitar las playas surferas más famosas de la isla, hacer compras, a disfrutar de su gastronomía y a vivir la noche al 100%. Sin duda ésta es la zona más marchosa de la isla y gran parte de la vida se hace por la noche. De momento, te voy a contar donde pillar olas.. 


BALI, PARAISO DE SURFEROS
En Bali se dan una serie de condiciones que hacen que la práctica del surf sea perfecta. Siempre hay olas, todas las olas parecen hechas con compás con lo que no tendrás que esperar a la ola perfecta porque todas lo son, no son demasiado grandes y gracias a la templada temperatura del agua, podrás pasarte horas y horas sin sentir frío. Además, hay playas para todos los niveles. Bali es sin duda el mejor sitio para aprender a surfear, pero las playas que te voy a mostrar a continuación son a las que van los auténticos PRO Australianos porque coinciden con que también son las más bonitas. 
Dreamland Beach
Una playa rodeada de acantilados, relativamente de fácil acceso comparada con otras y bastante familiar en cuanto a tamaño. Como en la mayoría de las playas, encontrarás puestos donde alquilar tablas, ya sea de surf, de bodyboard o un neumático para hacer el ganso, una gama que cubre todos niveles. Si tu plan es visitar varias playas en el día como fue nuestro caso, te recomiendo que aproveches el bar  que tienen en esta playa para tomar algo porque no todas las playas tienen chiringo.

Padang Padang
En esta playa hay un "surf camp", que es una actividad habitual entre los turistas de Bali. Pasar las vacaciones en un campamento de surf donde te enseñan teoría y técnica para pillar olas. Incluye alojamiento y otras actividades para después del baño. Como te puedes imaginar, el cachondeo en estos campamentos está más que garantizado. 


El acceso a la playa de Padang Padang es algo complicado y no tiene chiringo en la misma playa. Sí que hay un puestecillo en el parking donde te dejará el taxi, así que si te apetece una cerve te recomiendo la compres antes de bajar.


El día que estuvimos nosotros, el mar estaba calmado pero mi recomendación es que antes de meterte en el agua mires este vídeo para que no te lleves sorpresas una vez dentro del agua.

 



Los pareos están chulos y te los ofrecerán en todas las playas. Si negocias bien y compras unos cuantos, te harán un buen precio.




Uluwatu beach



Si te consideras un "pro" del surf, posiblemente ésta sea tu playa. En el acantilado que da acceso se ha levantado una mini aldea para alojar a los surfers con todos los servicios que puedan requerir, taller de reparaciones de tablas, alquiler y un bar.

Esperando la ola perfecta....menudo morro, jeje.
El acceso a esta playa es exigente, desde el bar, unos 5 minutos pasando por la aldea y acantilados. Y una vez llegas a la arena no hay mucha la verdad, pero tampoco coincidimos con mucha gente. 

 El atardecer como podrás comprobar es alucinante.

Y para terminar con las playas de surf te voy a deleitar con la única ola que cojí en mis 10 días en Bali.

Imagino que pillar tanta ola te habrá abierto el apetito, así que te voy a mostrar un par de sitios donde comer en Kuta.

RESTAURANTES Y NOCHE EN KUTA
Empezaré por el Kudeta, recomendación de mi gran amiga Marta pop, pájaro o perru, que vivió en Indonesia una temporada larga y todos los fines de semana se acercaba a Bali. El Kudeta es un mix entre restaurante, discoteca, chill out y chiringo playero tipo ibicenco. Hay ambiente a todas horas. Durante el día la gente va a tostarse al sol y bañarse ya sea en la piscina o en el mar. Por la tarde es típico ir a ver atardecer al ritmo del dj de turno y por la noche puedes ir a cenar y después quedarte para seguir bailando. El 90% del público es extranjero y los precios elevados pero merece la pena conocerlo.


El Kudeta se encuentra en Seminyak y por esta zona encontrarás unos cuantos sitios con esta misma filosofía, garitos con su propia playa, música electrónica, decoración típicamente balinesa y muchos cojines o zonas donde tumbarte, así que te recomiendo que vayas probando porque seguro que toparás con sitios muy acojedores.



En Kuta tengo un par de recomendaciones para ir a comer. Una es Ketupat, comida típica balinesa especializados en pescados. Cerca de la zona de marcha de Kuta y con un precio razonable.



Y mi favorito que es el famoso Made´s Warung. Tienen dos, uno en centro de Kuta y el otro en Seminyak. Este último es el más bonito, pero en cualquiera de los dos disfrutarás de una excelente comida balinesa a un precio muy razonable. No olvides pedirte el Nasi Goreng, para chuparte los dedos este arroz frito cocinado con soja.


Y ahora a bajar la comida. Además de los chill outs que te comenté en la zona de Seminyak, en el centro de Kuta es donde se concentra la mayor cantidad de gente con ganas de marcha. En la calle JL. Popie II donde hace unos años hubo un lamentable atentado en una discoteca que acabó con la vida de mucha gente y donde ahora verás un enorme monumento recordando a las víctimas, es donde se concentra el mayor número de bares, discotecas y entre medias tiendas de surf.


En Bali la figura de RR.PP. de discoteca resulta ser un auténtico profesional que de verdad se gana el salario. Nada de limitarse a entregarte un flyer en la calle, suelen hacer números callejeros llamativos como son malabares con fuego y después de ese show te dicen donde está su bar, donde encontrarás más espectáculos de este tipo. Una vez en la discoteca, un RR.PP. te acompañará hasta una mesa y él mismo se encargará de pedir tu bebida y traértela pero además de dará conversación en el caso de que vayas solo. En cuanto a sus gogo´s,... muy "sosas" como verás en las fotos...

Cucho se portó mal y le robaron la nariz
nos tuvieron a raya toda la noche
A pesar de este tipo de sitios que parecen el paraíso, donde mejor me lo pasé fue en bares mucho más humildes que las grandes discotecas donde suele haber un grupo de balineses cantando versiones de prácticamente cualquier tema que les propongas, The Clash, Michael Jackson, U2, The Killers y un largo etc.. cualquiera que sea tu deseo se lo pides y te aseguro que te sorprenderán con su interpretación. 

PURA TANAH LOT 
Los días que pases en el área de Kuta no debes dejar de visitar el templo de Pura Tanah Lot. Un auténtico espectáculo ver el atardecer desde este templo que se encuentra metido en el mar. Lo ideal es llegar con marea baja para poder pasear alrededor del templo, aunque lo realmente espectacular es el entorno que le rodea. Suele haber misas y reuniones donde te invitarán a comer con ellos y el acceso de entrada al templo es un mercadillo donde podrás ver típica artesanía y pintura balinesa todo ello a precio de turista así que no olvides regatear.



La próxima parada será en el centro de la isla, paraíso de bohemios y fuente de inspiración.


UBUD
Zona centro de Bali. El pueblo más bohemio donde se concentran galerías de arte, artistas, puestos de artesanía, máscaras y talleres de carpinteros y ebanistas que ofrecen el mobiliario típico balinés. Sin duda el sitio más adecuado para comprar muebles y arte si necesitas decorar tu casa. 
Nos alojamos en el Hotel Arma Resort, villas independientes y habitaciones repartidas en un gran terreno. El hotel está mimetizado con la selva y la sensación es la de estar durmiendo en mitad de la naturaleza. El alojamiento perfecto si buscas relax y no coincidir con mucha gente.
Ganesha
De camino al "bosque de los monos" hicimos una parada en un café-restaurante que resultó estar muy bien. Todo terraza con vistas a campos de arroz y comida típica indonesia a un precio tirado. Con un par de cervezas cada uno y comida rica pagamos 4 personas 227.000 rupias o lo que es lo mismo 4€ por cabeza. El sitio en cuestión se llama Tropical View Café y como te digo está antes de llegar al Monkey Forest en su misma acera.


Después de comer nos fuimos a una de las atracciones más importantes de Ubud, el Monkey Forest. Se trata de un templo en mitad de la selva propiedad de los monos salvajes que lo habitan. ¿Recuerdas el santuario de orangutanes del Libro de la Selva? 


Bueno pues te trasladarás directamente a este templo, eso sí, los monos del Monkey Forest son infinitamente más salvajes en comparación con los del Libro de la Selva. 


A la entrada del templo puedes comprar unos plátanos para dar de comer a los monos, si lo haces, un consejo y advertencia: que no te vean los plátanos y si los ven y van a por ellos no juegues con ellos, dáselos corriendo o puedes correr el riesgo de que te ataquen como a mí me ocurrió. Y te aseguro que sus dientes no son de broma...




Una vez que conseguí sacar los dichosos plátanos del bolsillo, el mono se tranquilizó y pude seguir con mi visita tranquilamente.
Otro consejo importante es que en los sitios donde haya monos te quites las gafas ya sean de sol o de ver o cualquier cosa que lleves en la cabeza como diademas, gorras, etc.. Son auténticos profesionales del robo!. Yo presencié varios hurtos de forma descarada, tanto de gafas de ver, como gafas de sol que estaban apoyadas en la cabeza, gorras, etc.. Esto lo debes aplicar no sólo en este templo si no en cualquiera en el que te encuentres con monos.

Si ya, son una "monadita" como diría una amiga mía, pero créeme, no te fíes ni un pelo....

Y después del susto, te voy a recomendar un sitio donde relajarte y de paso cenar.
El Café Lotus es mi recomendación para ir a cenar en Ubud. Se encuentra en la carretera principal (Jalan Raya) que está en el centro de la ciudad. Es un café muy bonito con un pantano en su interior que hará de tu estancia un momento muy agradable. Puedes disfrutar de un espectáculo de folklore balinés mientras cenas, pero para ello tienes que llegar a las 19:30 que es cuando comienza. El show dura 80 minutos y el restaurante abre todos los días hasta las 23:00.  

Al otro lado del pantano, como no, hay otro templo.

Aunque la noche de Ubud es un remanso de paz en comparación con la noche de Kuta, nuestra amiga balinesa Ketut, nos descubrió el sitio de más marcha de la ciudad donde disfrutamos incluso de una actuación en directo. Hablo de Ozygo Bar


No esperes un gran night club estilo londinense, no te confundas, es una pequeña nave prefabricada con chapas de aluminio, pero todos los sábados hay actuación en directo y  después un dj hasta altas horas de la noche. La música muy bien, nos lo pasamos genial y terminamos siendo íntimos del grupo que vino a actuar.

Recuerdo que el dj pinchó el famoso tema de Josh Wink, "Higher State of Conciousnes" que tantas veces ha levantado la pista de baile de los principales templos del techno, así que aprovecho para rendirle un pequeño homenaje por los grandes momentos que nos ha hecho pasar.















 




 









 










1 comentario: