domingo, 23 de enero de 2011

SIGUE LA BANDA SONORA DE MIS VIAJES EN SPOTIFY

Para acceder a la lista de música de "salí a por tabaco" necesitas tener cuenta en Spotify, si es así, clica en el siguiente icono y que la disfrutes:

Sígueme en Spotify

TAILANDIA III: BANGKOK

Destacaría tres cosas de Bangkok con las que sin duda estarás más que entretenido los días que te quedes por allí: sus templos, las compras y su fiesta nocturna. Welcome to Bangkok!.


Antes de nada a buscar alojamiento. Yo para todo Asia siempre consulto Asiarooms. Mi experiencia siempre ha sido buena y he conseguido precios razonables. En el caso de que no hayas contratado un paquete completo, ésta web te resultará de gran ayuda.

Una vez asegurado un sitio para dormir, salgamos a la calle!!.
Hay muchas forma de moverse por la ciudad de Bangkok. Si estás cerca del río el barco taxi es una buena opción para además disfrutar de las vistas. Si estás por el centro y sois hasta 3 personas, cogería uno de sus famosos "tuk-tuk" y si estás sola/o, sin duda la mejor forma de moverse por esta ciudad, siempre bastante congestionada, es con las motos-taxi. Las distinguirás porque su conductor lleva un chaleco reflectante de color llamativo. En ambos casos, antes de coger uno de estos transportes negocia el precio. En el caso del "tuk-tuk" la media suelen ser 20 baht.

Moto-taxi
Tuk-tuk de los fashion 
Barco-taxi
Y aprovechando que estamos en un barco taxi, vamos a acercarnos al templo Wat Arun (templo del amanecer) que está en la ribera del río Chao Phraya y que recomiendo no sólo por lo bonito que es, sino por las vistas desde lo alto de su torre (prang) con unos 82 metros. Tan sólo un pero, prácticamente tendrás que escalar para llegar hasta arriba, sus escalones son una pared. 

Wat Arun
A escalar toca
Vistas de Bangkok y del río Chao Phraya desde lo alto de su torre
Vistas del templo desde lo alto de su torre
Cuando cae la noche
Por hoy ya hemos tenido suficiente visita cultural, así que si te parece bien nos vamos al hotel, una duchita y nos preparamos para salir.
Esta noche vamos a ir al Sirocco, una terraza en un ático. Es la cúpula amarilla del edificio que está a la derecha en la siguiente foto.

El Sirocco es la cúpula amarilla del edificio de la derecha
Las vistas increíbles y los mojtos, también. Es un restaurante con barra de bar y aunque nosotros no cenamos allí, las críticas en trip advisor son muy buenas. Eso sí, los precios en este caso son europeos no tailandeses. El Sirocco está en el 1055/111 de Silom Road.




Y como mañana el plan es estar todo el día visitando cosas, creo que es hora de recogerse.

Hoy te voy a llevar a ver un Buda gigante. Se encuentra en el templo Wat Pho o templo del Buda Reclinado. El pedazo Buda mide 46 metros de base y 15 metros de alto, alucina!.

Buda Reclinado
15 metros de alto y 45 metros desde los dedos del pie y hasta la cabeza
Y después de ver lo pequeñajos que somos, toca meditar sobre ello.


Aprovechando que está al lado, vamos a ir al Gran Palacio Real y al templo Wat Phra Kaew, que están pegados uno al otro.

El Gran Palacio Real está estratégicamente ubicado para protección en caso de ataque. Por un lado tiene el río Chao Phraya y el resto del terreno está protegido por una valla de 1.900 metros. Detrás de esta valla hay un canal y de ahí que se asemeje a una isla que se llama Rattana Kosin. En este palacio vivó el rey hasta mediados del s.XX.




El templo que se encuentra dentro del terreno del palacio, el Wat Phra Kaew, es el templo budista más importante de Tailandia.


Pasemos ahora a la segunda forma más importante de entretenerse en Bangkok. Nos vamos de compras. Según dicen, Bangkok es el mejor sitio de todo Asia para ello. 
Y un buen sitio, sin duda es Siam Square, un mercadillo de ropa de jóvenes diseñadores a precios muy razonables. 




También hay tiendas algo más exclusivas a la par que caras, lo imagino por los coches aparcados.



Espero que ya estés contenta/o con las compras, porque yo estoy agotado y necesito una cerveza urgentemente.

Si te parece esta noche vamos a volver por Silom Road, pero en esta ocasión nos quedaremos a nivel del suelo. Silom Rod por el día es la zona financiera donde se encuentran las oficinas de las empresas más importantes. Por la noche, mantiene el ritmo desenfrenado del día, pero ahora la actividad es de marcha nocturna. Bares de copas, shows de bailarinas Thai lanzando dardos con lo que te estás imaginando o sacándose cuchillas de donde te estás imaginando, etc.. También es zona gay y la música fundamentalmente electrónica.



Tan sólo una advertencia, si decidís ir a uno de los esos espectáculos que os comenté antes de los dardos, os encontraréis mucho RR.PP. que os ofrecerán sitios y para convenceros os dirán un precio de la cerveza muy razonable. Nos decidimos por uno de estos RR.PP., nos llevó al bar y nada más sentarnos nos preguntaron que queríamos beber, pedimos todos cerveza y al traerlas las abrieron y nos dieron la cuenta para pagar. El precio no resultó el que nos dijo el RR.PP., sino el doble o el triple y cuando intentamos razonar con la Madam, por no llamarla otra cosa, no hubo posibilidad de entendimiento e incluso se puso violenta, así que pagamos y nos largamos con lo que poco show vimos. Así que cuidado y antes de pedir nada, perguntad lo que cuesta y si no coincide con el precio que te dijo el RR.PP., cambiad de sitio.

Los mercadillos callejeros es algo que tampoco debes dejar de hacer. Hay de todos tipos y tamaños, siendo el más famoso, el mercado flotante de Damnoen Saduak Floating Market. Tendrás que madrugar bastante porque está a 100 km. de Bangkok y hay que llegar temprano porque se pone hasta arriba. Es un mercado de comida, con lo que mientras lo navegas y haces miles de fotos, podrás ir degustando sus platos más típicos. 
En tierra la oferta de mercados se multiplica. Entre otros está el nocturno Patpong Night Market. Los vendedores pueden llegar a ser algo agresivos, pero si tienes claro lo que quieres, ese mismo producto lo verás en muchos de los puestos. Así que mi consejo es que el precio final que conseguiste en el último puesto en el que negociaste, lo divides por dos y es el precio que debes negociar en el siguiente puesto donde tengan ese producto. Hay muchos más, pero para no aburrirte con el tema voy a comentarte tan sólo uno más que funciona sólo los fines de semana, el Chatuchak Market, que resulta ser el más grande y el más visitado por los turistas.
Bangkok puede resultar estresante, pero una vez te manejas con la gente y por la ciudad, empiezas a cogerle gustillo y como sabes que en el caso de estrés tienes su costa paradisiaca a una hora, pues siempre tienes vía de escape.



En este viaje tuve pocas oportunidades de escuchar música en directo pero sí que me interesé en buscar música tradicional. Lo que sí me compré es un par de CD´s de techno de las famosas fiestas full moon party en Koh Phangan. Si te gusta este tipo de fiestas, te dejo el link con el calendario de sus próximos eventos.


Y en la carpeta de Tailandia que "Salí a por tabaco" tiene en spotiffy, puedes escuchar algo de esta música que te comento.
Espero que os haya gustado Tailandia.
Hasta pronto amigos.

Sígueme en Spotify

TAILANDIA II: KRABI & ISLAS PHI PHI

Te será dificil decidir la playa en la que tumbarte, porque toda su costa es un paraiso. Yo te voy a contar mi experiencia que es la costa suroeste. Welcome to the paradise!.

MO KOH PHI PHI NATIONAL PARK (PHI PHI LEH)

Ton Sai Beach es una playita pequeña, pegada a Railay.
Volamos hasta Krabi sin tener nada reservado. Krabi es un punto estratégico ya que tiene aeropuerto y desde allí puedes moverte fácilmente por la cosa suroeste y llegar a las islas de la zona como las Phi Phi. En el mismo aeropuerto de Krabi, encontrarás un montón de agencias ofreciendo alojamiento. Cuando finalmente nos pusimos de acuerdo con la playa en la que pasaríamos los próximos tres días, negociamos el precio, y una vez que nos pareció razonable, cerramos el trato. Nuestra elección fue Ton Sai. 
Desde el aeropuerto salimos en furgoneta hasta la playa de Ao Nang. Allí cogimos un Long Tail Boat (Barca de madera con motor) que nos llevó hasta nuestro destino, Ton Sai Beach, o lo que es lo mismo, el paraíso de los escaladores. Se trata de una playa pequeñita, pegada a Railay y donde el 90% de sus ocupantes son escaladores. Media de edad entre 25 y 40 años, gente sana, guapa, maja y muy en conexión con la naturaleza. Las noches aquí fueron muy tranquilas, pero eso nos permitió disfrutar del día al 100%.

Playa de Ton Sai 
Los famosos Long Tail Boat o Taxis del mar
Vistas desde Ton Sai
La playa de los escaladores

Como comentaba antes, esta playa es muy tranquila por la noche, así que por la mañana tendrás suficiente energía para realizar muchas excursiones o ponerte a escalar como las arañas humanas de las foto.

Nosotros alquilamos uno de los Long Tail Boat atracados en la playa y pasamos el día entero visitando las playas cercanas. 



En una de las playas nos encontramos con estos pececillos tan cachondos que se volvían locos con las migas del pan de molde. 



Y cualquiera de sus playas es un paisaje perfecto para preparar tu "book profesional".  


...en unos casos con mayor éxito que otros. 


En alguna de sus playas en vez de chiringo, te encontrarás los "Long Tail Boat Bar", muy socorridos debo decir.

 
Pensamos que nada más no podía sorprender ese día, después de ver tanta playa increible,...hasta que llegamos a esta cueva...



Tuvimos que mostrar nuestro respeto y pleitesía, además de hacer una ofrenda por lo que pudiese ocurrir.

Después de un par de días de descanso y excursiones por esta costa, decidimos cambiar de aires y pasar unos días en las animadas islas Phi Phi. Fue sencillo llegar. Desde la playa de al lado, Railay, hay un ferry que te lleva directamente.

Playa de Railay


Nosotros nos alojamos en Long Beach. Es una zona muy animada, después de las noches tranquilas de Ton Sai buscábamos algo de fiesta y además, por el día, desde su playa tienes unas vistas muy chulas del parque nacional: Phi Phi Leh.

En Phi Phi Don, además de bucear y pasear por sus playas, lo que yo recuerdo con más emoción son los masajes al atardecer. Nos dimos uno diario.


Y como isla marchosa, el botellón no podía faltar.   


Ni tampoco las fiestas nocturnas con malabares de fuego. 



Durante el día, hay una visita oblogada: Phi Phi Leh. Te alquilas un "Long Tail Boat" y que te acerque al parque nacional de Phi Phi Leh. En esta isla es donde se grabó la película de Leonardo Di Caprio, "The Beach". Aunque es muy pequeña, concentra un paisaje increíble. Además, al ser parque nacional, el buceo allí es incluso mejor.
Voy a aprovechar el trailer de la película para presentarla, no se ve mucho la playa, pero si que se intuye un poco y bueno, escuchar a Moby siempre está bien.

video



Como es Parque Nacional, al llegar y antes de bajar a la playa, se acercará un guarda al que tendrás que pagarle la cuota de entrada a la isla. No recuerdo cuento fue, pero sí que merece la pena. 

Phi Phi Leh
Viene a decir que en caso de Tsunami, .....sube echando leches al monte!!
El otro lado de Phi Phi Leh
Serpiente de mar, al parecer bastante venenosa

Si te gustan los monos, le puedes pedir a tu taxista que de vuelta a Phi Phi Don, paréis en "Monkey beach" que es una playa llena de monos simpáticos, sobre todo si tienes algo de comer..  


Y después de mucho pensar con qué foto terminar la visita a este paraíso, no se me ocurre mejor forma que con una que exprese lo que experimenté todos esos días: felicidad y relax 
  


Tanta paz y descanso no debe ser muy bueno, así que después de una semana por este paraíso decidimos volver a la realidad. Cogimos un ferry hasta Phuket y desde allí vuelo directo a Bangkok. Estábamos cargados de energía, ahora tan sólo quedaba cambiar el chip radicalmente para enfrentarnos al desenfreno de Bangkok!. Una ciudad que no te dejará indiferente te lo aseguro.