jueves, 2 de diciembre de 2010

CHICAGO

Es un placer comenzar este blog hablando de una ciudad en la que sin duda viviría. Por lo fácil que resulta moverse, por su tamaño razonable, por su playa, vale, es la playa de un lago, pero es que el Michigan es como un mar, tiene olas!. Su arquitectura y belleza es incuestionable y por último, por su enorme oferta cultural. Organiza el Festival de Blues más importante del mundo, su Festival de Jazz también es una pasada y entre otros muchos, el que yo destacaría porque es con el que yo me encontré y resultó ser alucinante, el World Music Festival. Siete días de conciertos, muchos de ellos gratuitos, que se reparten por toda la ciudad con grupos venidos de todo el mundo. Por este motivo, mi primer consejo es que si podéis hacerlo coincidir, intentad que vuestra visita a Chicago sea a mediados de septiembre, el tiempo sigue siendo veraniego y os aseguro que todas las noches las tendréis ocupadas con más de un concierto.
Welcome to Chicago!





Lo primero que haría sería acercarme al Chicago Cultural Center. Un precioso edificio neoclásico, que antiguamente era una biblioteca y que ahora tiene una oficina de turismo donde conseguirás mapas de la ciudad, planos de transportes, folletos con descuentos para distintos espectáculos y restaurantes y aquí mismo también podrás comprar el bono transporte para moverte por la ciudad. Con el bono transporte podrás usar tanto el tren como el autobús tantas veces como necesites. El de tres días cuesta $14 y el de siete $23. Si lo que quieres es un billete para un sólo día o da la casualidad que la máquina está rota, saliendo del edificio por Washington Street, justo enfrente y haciendo esquina hay un supermercado que se llama Walgreens donde te venden todo tipo de bono transporte. Además de la oficina de turismo, en el edificio hay una enorme sala de lectura con Wi-Fi gratuito, cafetería y las joyas del edificio, un par de cúpulas inmensas que se encuentran en las salas de arriba, una de ellas diseñada por Tiffany. Estas salas las usan con mucha frecuencia para espectáculos, sin duda un entorno genial ya sea para escuchar un concierto de música clásica como para ver una performance de teatro contemporáneo.

Chicago Cultural Center

Cúpula de Tiffany

En 1871 se inició un incendio en Chicago que arrasó la ciudad. La reconstrucción hizo una ciudad más grande en la que tomaron parte activa arquitectos de fama internacional y en poco tiempo se levantaron multitud de edificios de todo tipo de estilos arquitectónicos. Esto hoy en día es uno de los atractivos de la ciudad, sus tours arquitectónicos, ya sea andando, en el tren elevado o en barco por el río Chicago. Yo os recomiendo el del barco que organiza el Chicago Architecture Foundation. Por otro lado preguntaría en el Chicago Cultural Center por sus "walking tours" gratuitos que dan voluntarios, por lo general, jubilados con mucha energía.  Si por un casual tenéis la suerte de que os toque Sarah o Chuck, dadles un abrazo fuerte de mi parte.


Tour de Arquitectura por el Río Chicago

Entre los edificios de Chicago se encuentra el que en su momento fue el rascacielos más alto del mundo. El antiguamente conocido como Sears Tower y que ahora se llama Willis Tower. No podéis dejar de visitar este rascacielos, todo un show subir sus 103 pisos a toda velocidad en su ascensor y alucinar con las vistas de la ciudad, sobre todo si consigues ponerte sobre las ventanas que sobresalen y que tienen el suelo acristalado. 

Willis Tower



Vistas desde Willis Tower


Si tenéis hambre después de las alturas, en la misma calle que la Torre Willis tenéis un sitio al parecer emblemático y muy american style donde preparan tortillas de todos los tipos y colores. Os dejo en el famoso Lou Mitchell´s.


  
Después de este break, vamos a seguir en las alturas. 
También merece la pena subir al John Hancock, pero no al observatorio ya que cuesta dinero y es menos espectacular que la Willis. Hay una alternativa para mí más interesante en el Hancock que es quedarse en el piso anterior al observatorio donde hay un restaurante y un bar, todo ello rodeado de ventanales. Así que en este caso os recomiendo tomaros un cocktail en su bar por unos 8$ y disfrutar de las vistas.  

Jonh Hancock

Vistas desde el Jonh Hancock
Restaurante del John Hancock
Como me imagino que ya estaréis un poco cansados creo que ha llegado el momento de hacer una parada para recargar energías. Os voy a recomendar una terraza pegada al río con una típica hamburguesa pero en este caso gourmet, nada de fast food por favor, que estamos de vacaciones. La terraza en cuestión sólo abre en verano y la explota un restaurante que tiene un local en otro sitio todo el año que se llama O´Briens y su sucursal en el río se llama Riverwalk Café. Os recomiendo su hamburguesa con bacon. Que os aproveche.




Una de las cosas que me encanta de Chicago es lo bien preparada que está para moverse en bicicleta. Tienen un carril bici a lo largo de todo el lago que hace que el paseo sea muy agradable y te permite llegar a gran parte de la ciudad. La ciudad es plana con lo que el paseo nunca resulta agotador y a lo largo del paseo hay muchos sitios perfectos para tumbarse a descansar.
Yo alquilé mi bici en el Millennium Park en Bike And Roll. Tienen sucursales a lo largo de todo el lago, lo que os permitirá devolverla donde mejor os convenga. Las bicis con marca trek, están muy nuevas y el precio razonable, unos 40$ el día entero. Una recomendación interesante, si tenéis intención de alquilar más días la bici, pedirles que os den un descuento para el día siguiente, creo recordar que era de 5$. Con la bici os dan un casco, un candado y un plano con propuestas de tour.  


Os recomiendo daros un paseo por todo el carril bici que va pegado al lago. Desde el Millennium Park si vais hacia la derecha llegaréis al Acuario de Chicago y al Planetario y de vuelta me pasaría por el Navy Pier que es como un pequeño parque de atracciones. Después seguiría hacia el Zoo de Chicago, el Lincoln Park Zoo que es gratuito. Es curioso como llegué yo al zoo. Iba tranquilamente motando en mi bici por el parque que está justo alrededor del zoo y atravesé una puerta gigante pero que no tenía ningún cartel y que pensé que era el mismo parque pero al cabo de unos metros me encontré con un rinoceronte gigante y en ese momento fuí consciente de donde estaba.  




A lo largo de todo este paseo podréis parar a descansar o a tomaros un picnic en la playa o en los distintos parques.




Ahora me apetece pararme un rato en uno de mis rincones favoritos de la ciudad, el Millenium Park. Es uno de esos parques con rinconcitos escondidos ideales para retozar con tu pareja, leer tranquilamente o simplemente echarte la siesta y si lo que quieres es marcha, hay un par de sorpresas que te tendrán muy entretenido.
Vamos a comenzar con un paseo romántico por el "The Lurie Garden" que es un jardín gigante con plantas y flores autóctonas, un auténtico oasis dentro de la ciudad. 

Lurie Garden
Si me habéis hecho caso y estáis en Chicago en septiembre, todavía podréis jugar en la "Crown Fountain". Se trata de dos bloques enormes de cristal enfrentados entre sí, donde a modo de pantalla gigante de cine, se ve la cara de gente de la ciudad que está gesticulando y cada cierto tiempo escupe agua por su boca,... todo el mundo se vuelve loco y se coloca debajo para empaparse, divertidísima esta obra del diseñador español Jaume Plensa.


video


Después del remojo me acercaría a ver la obra de Anish Kapoor. Una judía gigante de 110 toneladas que parece de mercurio. Simplemente alucinante, no podrás dejar de tirar fotos en las que te veas reflejado tanto tú como los edificios más cercanos.  



Y como no podía ser de otra forma, en el parque también hay un muestra de arquitectura de diseño vanguardista que a mí me resultan alucinantes. Por un lado el puente BP de Frank Gehry, desde donde además tienes unas vistas muy chulas del skyline de Chicago. 



Y por otro lado, el escenario donde podrás ver muchos de los conciertos gratuitos que te hablé al principio. También diseñado por Frank Gehry, no os tenéis que preocupar por pillar sitio en los asientos de la grada ya que está pensado para que la acústica sea perfecta en cualquiera de los rincones de la zona de cesped. Como veréis en la especie de tela de araña sobre vuestras cabezas, está lleno de altavoces que te permitirán escuchar el concierto como si estuvieseis en un teatro cubierto con muy buena acústica. Fliparéis!.




 
Y ahora os voy a dar una recomendación de lo que no debéis hacer. El tour de gansters, "Untouchables tour". Es verdad que Chicago tuvo mucha actividad durante la época de la ley seca sobre todo porque Al Capone vivió allí, pero la realidad a día de hoy, es que no queda ningún vestigio de esa época en la ciudad. Bueno, tan sólo un agujero en el muro de una iglesia por una bala perdida de un tiroteo. El tour consiste en subirse en un autobús escolar pintado de negro, donde dos tipos vestidos de época bastante ridículos y con una metralleta de juguete te cuentan que en tal cruce donde ahora hay un Mc Donalds, en 1929 tuvo lugar la masacre de San Valentín, pero claro, ahora sólo hay un Mac Donalds, así que si no te apetece una chess burguer dime tú el interés. Sinceramente, se me ocurren muchas mejores formas de invertir las dos horas que dura el tour y sus 28$!! Así que si os cruzáis con este autobús salid corriendo..



Creo que ha llegado la hora de cenar algo y de tomarnos unas copitas así que para empezar os voy a llevar a "The Gage". Está en Millenium Avenue justo enfrente del Millenium Park y donde además de comer platos combinados muy ricos es perfecto para la primera copa. Podréis estar dentro con un ambiente muy acogedor o si hace bueno estar en su terraza. 


Con mi guapísima y querida prima Rebe

En el caso de que seáis más exquisitos a la hora de comer, amantes de la buena cocina, os voy a recomendar uno de los mejores restaurantes de la ciudad, Table Fifty-Two, propiedad del cocinero más famoso de Chicago y antiguo chef privado de Oprah Winfrey. Hablo de Art Smith, un tipo muy peculiar que la verdad cocina de escándalo y al que verás y conocerás si vas a cenar a su restaurante, si es que está en la ciudad, porque le gusta ir a los dos turnos que da de cenas para saludar y charlar un rato con cada comensal. Muy majo el hombre. Hay lista de espera de unos 6 meses, sobre todo si lo que quieres es ir a cenar un domingo, pero nos descubrieron un truco para ir a cenar sin reserva. El restaurante tiene una pequeña barra de bar donde se puede comer pero aquí no se admiten reservas con lo que podéis ir a la aventura y aunque haya alguien ya cenando, si te interesa mucho te puedes quedar esperando porque los americanos no son de sobremesas largas así que como mucho en media hora y si no hay mucha gente esperando podréis cenar. Tan sólo una advertencia, es bastante caro. 
Me imagino que os preguntaréis como terminé cenando yo allí, yo todavía no me lo termino de creer. Bueno pues fue un cúmulo de coincidencias. Resulta que "callejeros viajeros" estaban en la ciudad grabando su programa y habían contactado con Mike, mi primo, en realidad es el marido de mi prima pero como si lo fuera. El tema es que Mike se encontró con un amigo mientras comía con la reportera y el cámara del programa y a través de este amigo consiguieron que Art les concediera una entrevista y que grabaran en su restaurante y que mejor forma que cenando en él. Viendo tan clara oportunidad mi prima que tiene mucha cara y yo más, nos colamos como parte del equipo. El resto es historia para nuestros estómagos, jejejeje.

Table Fifty-Two


Con Art Smith, es el alto con barba blanca y el equipo de Callejeros Viajeros


Imagino que ya estaréis saciados así que ahora toca bajar el tripón. No se me ocurre mejor plan que ir al "Green Mill". El garito de jazz más famoso de Chicago. El sitio tiene mucha historia, además de música en directo todas las noches. Al Capone era asiduo y tenía su sitio reservado desde donde además de ver bien el concierto, estaba estratégicamente situado para controlar tanto la puerta de entrada como la trasera, como os podéis imaginar este hombre debía de estar las 24 horas alerta por si las moscas. Muy recomendable de verdad. Esta noche me dejé la cámara en casa por lo que pudiese ocurrir por lo que debo agradecer la fotos a mi amiga Noemí que es más que maja, además de una gran fotógrafa, será porque tiene la misma cámara que yo. Un beso guapa.




Y aprovechando que os acabo de hablar de Noemí os contaré que tuve la suerte de conocerla a ella, reportera de callejeros viajeros y a Alfonso el cámara y nos hicimos buenos amigos los días que coincidimos en Chicago. Les acompañé en un par de ocasiones mientras hacían el programa y en una ocasión me grabaron zampándome un perrito. Os paso el enlace del programa que es muy interesante y de paso en el minuto 2'23" me podéis ver durante medio segundo con la bocaza bien abierta, jeje. Comentaros que el perrito no era uno cualquiera si no el famosísimo Jim´s Original. Este sitio es un clásico para los crápulas nocturnos. Ya sabéis el hambre que se despierta a veces a ciertas hora de la madrugada y este es un punto de encuentro de todos estos marchosos hambrientos desesperados por meterse algo en el cuerpo. Mucho cuidado con la enorme guindilla verde, aunque el que te lo prepare te diga que no pica, tú ni caso, es mexicano y para él posiblemente sea un dulce pero doy fe que se te saltan las lágrimas. El perrito muy rico y lo podréis personalizar con todo tipo de condimento.


El equipo más famoso de toda la historia de la NBA es posiblemente los Chicago Bulls, sobre todo por su ya leyenda Michael Jordan. Pero la ciudad de Chicago tiene equipos en todas las ligas profesionales, así que si te gustan los deportes made is USA es una buena ciudad para disfrutar del que más te guste o el que en ese momento tenga la liga en marcha. En invierno podréis disfrutar del hockey sobre hielo con su equipo los Chicago Blackhawks. Si preferís fútbol americano, podréis apoyar a los Chicago Bears. Como no y aunque ya no esté Michael Jordan siempre es un show ver a los Chicago Bulls y su liga de extraterrestres del baloncesto. Y por último, si lo que os apetece es ver un partido de beisbol tenéis a los Chicago White Sox o a los Chicago Cubs. Estos últimos son muy malos los pobres pero juegan en uno de los estadios más famosos de la liga el Wrigley Field.
Para los tickets os recomiendo la siguiente web Gold Coast Tickets en la que según la importancia del partido y del sitio que queráis, podréis conseguirlos desde 10$.    


Y si antes del partido os queréis equipar en condiciones, tenéis justo enfrente del estadio esta mega tienda donde podréis comprar de todo, gorras, camisetas, sudaderas y todo tipo de merchand y no necesariamente de los Chicago Cubs, también tienen del resto de equipos de la ciudad.
  

Este tipo de espectáculos suele ir unido a comida basura pero chicos yo os voy a recomendar que os reservéis para tomaros después del partido la famosa pizza de Chicago. Yo estuve en un restaurante tipo familiar, el típico mega restaurante construido en una nave y que ocupa casi una manzana, pero en la ciudad hay infinidad de sitios así que guiaros por el olfato. 
En esta ocasión pedí la que llaman "stuff" que es cubierta por arriba como las tartas del oso Yogui pero si es vuestra primera vez, os recomiendo la clásica.



Volvamos con música pero ahora de otro tipo. Os voy a recomendar ir a misa, lo que oís. No es que yo sea muy practicante, creo que la última vez que fui a misa fue en mi comunión allá por los 80...pero estoy seguro que esta misa le gustará al más de los ateos. Hablo de Gospel, así que cambiar el chip, pensad que vais a un concierto e id llenos de energía, la necesitaréis.
Comenzamos con el cochazo del reverendo, ¿no tiene mala pinta, eh? y además según su matrícula "¿conoce a Dios?" ("I No God" abreviatura de "I Know God") con lo que imagino que incluye seguro a todo riesgo..



Y aquí los preparativos del concierto, digo de la misa.

Para nada os sentiréis fuera de lugar. Una vez entréis en la iglesia, posiblemente seáis los únicos blancos pero os aseguro que os harán sentir como en casa. En el siguiente vídeo lo podéis comprobar, en los primeros segundos el reverendo nos dá la bienvenida!!... oh happy day!!

video

Como estaréis apreciando la música es algo muy importante en mi día a día y en este blog va a tener un protagonismo especial. Mi intención es hablaros de aquellos grupos que descubra y que merezca la pena compartir con vosotros y por otro lado la música que considere que le pega a cada ciudad, en definitiva la que para mí sería la banda sonora de cada viaje. 
Este apartado de música lo voy a comenzar haciendo mención al músico indú que inauguró el World Music Festival, un auténtico animal de la "tabla" (percusión indú), Zakir Hussain. A este maestro sólo hay una forma de escucharle y es en directo, nada de lo enlatado se acerca lo más mínimo a lo que puede una experimentar al verle en plena acción sobre un escenario. Yo lo descubrí ese día y desde entonces soy fan.

video

Los primeros 3 días del festival tuvieron como país invitado a India, "India Calling". Hubo un despliegue alucinante de todo tipo de música de ese país, desde lo clásico hasta lo más vanguardista . Ahora os voy a recomendar al Dj Tony Talwar y su disco Bhangratronica, electronic dance mezclado con instrumentos clásicos como el sitar, el dhol o la tabla. 

video

Y tan sólo un grupo más de origen indú. Red Baraat. Un grupo afincado en New York y compuesto por un dhol y un mogollón de metales. Brutales en directo, animan al más muermo. Fue alucinante su actuación en el Chicago Cultural Center. Nos negábamos a que acabasen y finalmente nos llevaron como el flautista de Hamelín a otra sala del centro donde habían montado un Chill Out para que les dejásemos en paz, increíbles los tios.

video


Chicago es una ciudad inspiradora y de ahí que tenga tantos artistas famosos a nivel internacional. Os voy a comentar un par de ellos que a mí particularmente me gustan mucho.
Curtis Mayfield es sin duda una de sus grandes estrellas. Influenciado por el gospel y el funky terminó siendo el referente de soul de Chicago. Os dejo con su "Move On Up" que sin duda te hará saltar.

 
Otro estilo totalmente distinto es Wilco. Uno de los grupos favoritos de Obama y cuya música usó en su campaña electoral. "Monday" es la canción que Ángel Carmona pone todos los lunes en su programa "Hoy empieza todo" y a mí me funciona para afrontar ese día tan complicado.



Y por último os voy a recomendar a Sufjan Stevens que no es de Chicago, pero comenzó un proyecto musical muy interesante, el de los 50 estados de EE.UU. Illinois ha sido su segundo disco de este proyecto, un disco que os recomiendo entero aunque aquí os deje sólo una de sus canciones, como no podía ser de otra manera se llama "Chicago".



Y antes de terminar, quiero agradecer a unas cuantas personas su hospitalidad y toda su generosidad, sin la cual hubiese sido imposible conocer esta ciudad de la forma que lo he hecho. 
A Sarah & Chuck Orlove por alojarme en su hogar y dedicarme su valioso tiempo mostrándome la ciudad y cuidándome como a un hijo. 
A Michael Orlove, por enseñarme los mayores secretos de esta ciudad, por darme la oportunidad de ir a los mejores espectáculos, por descubrirme nueva música a diario, por presentarme a gente genial, por ser como es y por un largo etcétera, pero sobre todo, por ser tan buen primo.
A mis sobrinos Alvarito y Lolita por despertarme todas las mañanas a grito pelado, por tirarme del pelo y arañarme la cara, por no hacerme ni caso y también, por ser tan buenos el día que les fui a recoger al cole, por abrazarme y besarme como si fuera un muñeco, por decir mi nombre con esa energía y acento yankie, a Álvaro en particular por ser tan buen cantante y gracioso y a Lola, además de porque es mi ahijada, porque me encanta verla sonreir y andar como una bailarina.
Y por ultimo, a mi quedirísima prima Rebe, por tener tan buen humor, por sonreir a todas horas y a todo el mundo, por hacer esfuerzos constantes por agradar a todos, por atraer siempre a gente buena, por estar buscándome siempre la mejor novia posible y porque la quiero mucho, gracias Rebe.

Family sois todos geniales y os quiero muchísimo...


Con esta dedicatoria termino, de momento, con esta ciudad que tanto me gusta, y digo que de momento, porque en un futuro espero vivir allí y cuanto eso ocurra habrá una segunda parte.
Tan sólo te aviso que aquí no he contado ni una milésima parte de lo que podrás descubrir si vais por allí, así que te animo a que cruces el charco y conozcas esta maravillosa ciudad. Por cierto, ni que decir tiene, que recibiré de mucho agrado todo nuevo descubrimiento que hagas tú de la ciudad, así como la música que para tí personalmente representa a Chicago. Hasta pronto.
Beso.


Si te ha gustado la banda sonora de este viaje disfrútala también a través de mi cuenta de Spotify en la carpeta de Chicago.


Sígueme en Spotify

4 comentarios:

  1. Me parece una de las ciudades más fascinantes del mundo. Muy buenas las fotos y muy útiles las observaciones.

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias Mafernel por tu comentario. Que sepas que eres la primera persona en hacer un comentario en mi blog así que lo recibo con mucho cariño y encantado de que te haya resultado útil.
    Un abrazo,
    chil

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la información sobre tu viaje a Chicago. Voy a visitarlo dentro de unos dias y tu información me ha sido muy útil. Mil gracias!!

    ResponderEliminar
  4. he disfrutado mucho con la lectura de tu blog....me voy en marzo a chicago....ni por Dios me pierdo la misa....por favor dime cual era la Iglesia......

    ResponderEliminar